¿A qué no te atreves a...?

Cuando nos ponemos a hablar de jugadores de poker los momentos memorables de los grandes torneos son de lo más destacado y habitual, pero si nos adentramos un poquito más en el día a día de las estrellas de este juego una de las cosas que más nos divierte son las “prop bets”.

Esas apuestas paralelas al propio juego que acostumbran a distraer a los grandesgamblers”, sobre todo durante los mejores eventos, pero también mientras disfrutan de su jornada habitual o del relax con amigos. Algunas pueden llegar a poner en riesgo la integridad física del apostador, como cuando Peter Eastgate debió zambullirse en un lago helado antes de correr 20 km o el baño que Freddy Torres se tuvo que dar junto a unos amigables tiburones de más de 1 metro y medio, pero por norma general no suele llegar la sangre al río.

Cuenta la historia del poker que Jay Kwik llegó a apostarse con Andrew Robl el permanecer encerrado en un baño del casino Bellagio durante un mes o que el famoso Johnny Moss recibió una soberana paliza, huesos rotos incluidos, después de aceptar el reto de noquear a un gigantón que jamás había perdido una pelea de bar.

Lo cierto es que echando un vistazo a la historia de las prop bets hemos encontrado cientos, miles de ellas, pero tampoco tantos nombres de jugadores diferentes. Como diría una profesora de primaria “siempre son los mismos”.

El rey por excelencia de este tipo de apuestas siempre ha sido, es y será, aunque por desgracia ya haya fallecido, el americano Thomas Austin PrestonAmarillo Slim”. Un jugador que además de escribir en letras de oro la historia del poker, era temido y odiado por sus prop bets.

Actualmente muchos han tratado de igualarle y uno de los que más méritos ha hecho es el profesional de PokerStars Theo Jorgensen.

Cualquier apuesta que se le pueda ocurrir a un mortal el ya la ha realizado o al menos se le ha pasado por la cabeza. Carreras contras pingüinos, retos en los campos de golf, partidas legendarias en cualquier deporte, hasta darse unos “mamporros”. Justo lo que se le ocurrió hacer contra uno de los jugadores más conocidos a nivel mundial, Gus Hansen.

La cuestión es apostar, unas veces para ganar una “pasta gansa” y otras por el simple hecho de dejar en ridículo a un amigo o rival en las mesas.

En el fondo, la emoción y la adrenalina pueden más que un puñado de dólares.


Casas apuestas recomendadas

Lo más leído

Superpromo betfair ¡Pásate al intercambio!

Regístrate desde apuesta10, realiza cualquier depósito y llévate un mes PREMIUM de tu tipster preferido, un mes del MultiTipster


¡Mejoramos la promo de bienvenida de CARCAJ!

¡Mejoramos la promo de bienvenida de CARCAJ!


¡Gana 10€ haciendo 'greenbook' con la casa Carcaj!

Esta 'bookie' te ofrece un increíble regalo de la mano de Apuesta10. ¿Quieres descubrir como llevarlo a tu bolsillo?





Twitter

Facebook


Advertisement