Casas apuestas recomendadas

betfair

Casas apuestas

888sport.es
Planetwin365
bet365
Interwetten
Sportium
Suertia
William Hill
Luckia
Paf
Marathon Bet
BetStars
MarcaApuestas
bwin
Merkurmagic
Wanabet
Codere Apuestas
Apuesta10.es


Almería, Rayo y Betis, a Segunda

El parón liguero en Primera División nos otorga la posibilidad de explorar mercados más a largo plazo y con buenas cuotas en las casas de apuestas. La igualdad reinante en la máxima categoría ofrece buenas posibilidades a la hora de apostar por los equipos que perderán la categoría.

A día de hoy, Betis, Almería y Valladolid son los inquilinos de la zona roja de la tabla, aunque equipos como el Rayo, Osasuna, Málaga o Celta, coquetean con esas posiciones de riesgo. Cada equipo tiene una historia particular y diferentes razones por las que se encuentra en riesgo de descenso, pero todos ellos pelean por un objetivo: salvar la categoría y permanecer el año que viene en la élite del fútbol español.

Algunos de esos conjuntos cambiaron ya de entrenador, señal inequívoca de que las cosas no están saliendo como esperaban. El más madrugador en ese aspecto fue Osasuna que relevó a Jose Luis Mendilibar por Javi Gracia. El conjunto rojillo mantiene un punto sobre la zona roja de la tabla. Recientemente, el Betis decidió adoptar una medida similar y despidió a Pepe Mel para fichar a Juan Carlos Garrido.

En Bet365 el Almería es el favorito para perder la categoría, circunstancia que se paga a 1.83 euros por euro apostado. En segundo lugar aparece el Rayo Vallecano con una cuota de 2.10 euros por euro apostado y el Betis aparece en tercer lugar y su descenso alcanza los 2.37 euros por euro apostado. Osasuna, Valladolid, Celta, Elche y Málaga son los otros favoritos para no estar el año que viene en Primera División.

¿Qué equipos perderán la categoría?

Regístrate en bet365 y consigue el 100% hasta 100 euros

Noticias Relacionadas

Apuesta por la liga del Real Madrid

El título del conjunto blanco multiplicaría por 3 la cantidad apostada.

El lado oscuro de Guardiola

El entrenador carga duramente contra sus jugadores.


Advertisement