Estados de ánimo del pronosticador

Una de las claves para ser un buen pronosticador es mantener la cabeza fría. La tranquilidad es vital a la hora de poder tener éxito a largo plazo. Debemos evitar realizar pronósticos si nuestro estado de ánimo no es el adecuado. Igual que si bebes, no puedes conducir, tampoco puedes apostar, o al menos no debes pronosticar si hay gente siguiéndote.

El forofismo es otro "estado de ánimo" que debe evitar cualquier pronosticador. Este estado puede hacer que distorsiones la realidad y veas a los equipos con otros ojos. Aquí diferenciamos dos tipos de forofos.

El forofo pesimista

Este apostante tiende a realizar apuestas a favor de los rivales de su equipo por aquello de "ganan fijo, lo de siempre" y no confiando en el equipo del que eres seguidor. Esto es algo muy común. Muchas veces se habla de "apuestas de felicidad". Siempre se deben evitar.

El forofo optimista

En este caso el apostante tiende a ver valor en la victoria de su equipo. Suele apostar por la victoria de su equipo y nunca apuesta en su contra por aquello de "yo en contra de mi equipo no apuesto". A la larga, los resultados tenderán a ser peores de los que serían viendo las cosas de forma objetiva.

Si nos ceñimos estrictamente al estádo de ánimo de los apostantes, podemos diferenciar cinco:

- Euforia

Estado en el que se entra después de grandes épocas. El pronosticador piensa que "puede vivir de las apuestas" y que es un fenómeno. La realidad es que la fortuna está de su parte en esa época. Hay que intentar controlar nuestra euforia y pensar que estamos atravesando una etapa con la varianza a nuestro favor.

- Pesimismo

Este estado llega tras épocas de pérdidas o de estancamiento. El tiempo pasa y los beneficios no llegan. El pensamiento de "no se puede ganar con las apuestas" y "creo que lo voy a dejar" llega a la cabeza del pronosticador. Debemos mantener la cabeza fría y pensar que simplemente es una mala época. Se necesitan miles y miles de picks para saber realmente que no eres un buen pronosticador.

- Tilt

Una palabra de la que siempre se habla en poker y que también está presente en el día a día de las apuestas. Un apostante que no tiene la cabeza fría puede entrar en tilt trás fallar varias apuestas y verse con un balance negativo. En su cabeza solo pasa la palabra "recuperar", para ello sube el stake y el número de apuestas. A la larga nunca se llega a buen puerto en este estado.

- Super tilt o pérdida de papeles

El peor estado en el que puede caer un tipster. En este momento el pronosticador deja de razonar y solo quiere recuperar por encima de todo. Pondrá stakes altísimos a cuotas desorbitadas, dejará de argumentar y de cara al exterior perderá toda la credibilidad. A la larga, los que entran en este estado acaban abandonando este mundo de forma seria y se quedarán como simples pronosticadores de grupos de amigos que van de copas.

- Equilibrio (tranquilidad y cabeza fría)

Este es el estado idóneo del tipster. Fácil de mantener en buenas épocas y más complicado en las malas. En este estado el pronosticador no es forofo de ningún equipo y el análisis siempre será objetivo. No cambia los stakes en las épocas malas ni en las buenas y muestra una regularidad en su estilo con el paso del tiempo. Es fácil estar en este estado mucho tiempo, pero es difícil mantenerlo durante el paso de los años. Sin embargo, el que lo consiga, acabará por tener mucho a su favor por consolidarse como buen pronosticador.


Casas apuestas recomendadas

Lo más leído

Superpromo betfair ¡Pásate al intercambio!

Regístrate desde apuesta10, realiza cualquier depósito y llévate un mes PREMIUM de tu tipster preferido, un mes del MultiTipster


¡Mejoramos la promo de bienvenida de CARCAJ!

¡Mejoramos la promo de bienvenida de CARCAJ!


¡Gana 10€ haciendo 'greenbook' con la casa Carcaj!

Esta 'bookie' te ofrece un increíble regalo de la mano de Apuesta10. ¿Quieres descubrir como llevarlo a tu bolsillo?





Twitter

Facebook


Advertisement