Casas apuestas recomendadas

betfair

Casas apuestas

Planetwin365
bet365
888sport.es
Sportium
Suertia
Interwetten
Paf
William Hill
Luckia
Marathon Bet
BetStars
Wanabet
MarcaApuestas
bwin
RETAbet
Merkurmagic
Apuesta10.es


Llega la hora de Pau Gasol

"Hay poquísimos como él en la NBA". Así de claro fue Tom Thibodeau -entrenador de los Chicago Bulls- al referirse a Pau Gasol. El conjunto de Illinois encara la recta final de la temporada regular, y pese a que la franquicia liderada por el ala-pívot catalán ha sufrido ciertos vaivenes en su juego -especialmente con las ausencias de Derrick Rose-, ya ha asegurado su presencia en los play-offs.

No obstante, ante la imposibilidad de pelear por el título de la División Central, el reto del conjunto del United Center se sitúa ahora en acrecentar la presión sobre unos Toronto Raptors que ocupan actualmente la tercera plaza. Con la ventaja de campo ya consolidada para las eliminatorias, los choques restantes servirán para dilucidar cuál será su primer rival para las mismas: Washington Wizards o Milwaukee Bucks.

Por otro lado, la presente campaña también ha servido para confirmar que, como el buen vino, Gasol mejora con los años. Erigido como uno de los caciques en defensa de Chicago con un promedio de 11,8 rebotes y 1,9 tapones por encuentro, el veterano baloncestista de Sant Boi aspira a reverdecer laureles con el que es su tercer equipo desde que desembarcó en la NBA.

Con todo, la candidatura de los hombres de Thibodeau a llevarse el que podría ser el séptimo anillo de su historia todavía parece una quimera. De hecho, su triunfo final en esta campaña cotiza a 13.00 euros por unidad jugada en Sportium. Más sencilla se antoja, a priori, la conquista del título de Conferencia. Se paga 6 a 1.

Regístrate en Sportium y disfruta de uno de los mejores bonos del mercado

Noticias Relacionadas

El dilema de Xavi Hernández

El centrocampista del Barcelona medita tomar una decisión que puede dar un giro a su carrera deportiva.

El caso Martin Odegaard

La estancia del joven noruego en el Real Madrid no está siendo todo lo idílica que cabría esperar.


Advertisement