Lo que el poker se perdió

Las Vegas, 17 de julio de 2012, Rio Hotel & Casino, sala Amazon. El público que presenciaba las manos previas a la mesa final de las WSOP® mantenía la respiración mientras Gaelle Bauman empujaba sus 5.2 millones de puntos al centro de la mesa. La tensión se palpaba en el ambiente, un ambiente que mezclaba tensión, emoción, alegría, tristeza, orgullo, decepción, todo lo que un aficionado a los grandes eventos haya podido sentir durante su competición favorita. En juego estaba la posibilidad de entrar en la mesa final del torneo de torneos, de la madre de todos los eventos de poker. Por eso los rostros no eran los mismos que en cualquier otro evento, aquí se estaba jugando algo más que muchos millones de dólares o la gloria de levantar el trofeo, el futuro del poker también estaba en juego.

En el año 2003, la victoria de Chris Moneymaker daba un gran empujón a los torneos. Su clasificación a través de un satélite de 39$, y su posterior victoria, no pasaron inadvertidas para el gran público. A partir de ahí la participación en las mesas comenzó a crecer, al menos hasta el año 2006, año en el que comenzó a detectarse un frenazo sustancial en la participación de los eventos.

La última mujer en llegar a una mesa final de Las World Series of Poker había sido Barbara Enright en 1995. Desde entonces ninguna lo ha logrado, y no será porque su participación haya sido escasa, que ha aumentado, sino que todavía esta muy lejos de igualar a la de los hombres y eso les lleva a jugar en desventaja.

En 2012, 59.755 varones se inscribieron en los diferentes torneos de las WSOP®. Solo 3.163 mujeres hicieron lo mismo. De todos ellos, un total 6.514 hombres lograron entrar en premios en algún torneo, un dato muy superior a las 308 cajas conseguidas por mujeres ese año. Las “chicas” representaron solo el 5% del total de jugadores de las WSOP® y ese es un dato que debería crecer como la espuma en los próximos años.  A lo largo de la historia, muchas y muy diferentes mujeres han participado en las WSOP® ya sea por dedicarse profesionalmente al poker o por contraer compromisos publicitarios con compañías que han visto en las series mundiales un filón para publicitar sus productos.

Las féminas tienen un gran nivel de poker. La bandera de este grupo la lleva la americana Vanessa Selbst, todo un icono del poker mundial que alberga los mejores resultados (seguramente está entre los 10 mejores jugadores). En España, incluso existen algunas asociacones que están formadas solo por mujeres. El problema es que nunca sabremos la dimensión que este juego habría podido alcanzar si Gaelle Bauman o Elizabeth Hille hubiesen alcanzado la FT del Evento Principal. Si cualquiera de ellas, o las dos, se hubiesen plantado en la mesa final más importante, junto a nombres como Jake Balsiger, Jesse Sylvia o el que fue campeón, Greg Merson, probablemente hoy viviríamos un nuevo auge del poker mundial y tendríamos diferente compañía en las mesas de poker.

Gaelle perdió aquella mano contra Andras Koroknai y ahí el poker no solo perdió una dama, perdió la oportunidad de traspasar fronteras, de derribar los muros de la historia. Seguramente esta revolución llegará, esperemos que sea más pronto que tarde.

Juega al poker en nuestras salas recomendadas y conviértete en un revolucionario del poker como algunas de las estrellas de las que se habla en este artículo. 


Casas apuestas recomendadas

Lo más leído

Superpromo betfair ¡Pásate al intercambio!

Regístrate desde apuesta10, realiza cualquier depósito y llévate un mes PREMIUM de tu tipster preferido, un mes del MultiTipster


¡Mejoramos la promo de bienvenida de CARCAJ!

¡Mejoramos la promo de bienvenida de CARCAJ!


¡Gana 10€ haciendo 'greenbook' con la casa Carcaj!

Esta 'bookie' te ofrece un increíble regalo de la mano de Apuesta10. ¿Quieres descubrir como llevarlo a tu bolsillo?





Twitter

Facebook


Advertisement