Casas apuestas recomendadas

betfair

Casas apuestas

888sport.es
Planetwin365
bet365
Interwetten
Sportium
Suertia
William Hill
Luckia
Paf
Marathon Bet
BetStars
MarcaApuestas
bwin
Merkurmagic
Wanabet
Codere Apuestas
Pastón
Apuesta10.es


Marcel Luske y las reglas universales del poker

Resulta curioso que el poker, siendo un juego tan popular y tan extendido por el mundo entero, no goce de una reglas universales que todo el mundo conozca y que se puedan aplicar en cualquier torneo que se juegue. Actualmente, son los propios organizadores de los torneos los que dictaminan las reglas y, aunque a grandes rasgos son siempre las mismas, hay sutiles diferencias que pueden generar situaciones muy polémicas.

Para solventar estos problemas nació The International Federation of Poker (FIDPA) en 2008. El objetivo fue crear un estándar compuesto por 81 reglas que fuese aplicable en todos los torneos que se jueguen en el mundo, pero por desgracia, todavía no se ha extendido lo suficiente.

Marcel Luske, uno de los jugadores más icónicos del circuito, que acumula unas ganancias en torneos en vivo de 4.099.131$ gracias a sus éxitos por medio mundo desde 1.999, es uno de los mayores defensores de aplicar unas reglas únicas.

“No importa si juegas en el Bellagio, en el Wynn o en un torneo en cualquier parte del mundo. Siempre dependerá de las reglas de la casa. Por tanto, el jugador tiene que aprender nuevas reglas en cuelquier parte adonde vaya. No me quejo de que las reglas sean demasiado difíciles, me quejo de que no haya consistencia”.

“Con un único conjunto de normas establecidas, los crupiers y los directores de torneo pueden ir a trabajar a cualquier parte del mundo sin sentirse inseguros y sin tener que recibir formación añadida en sus respectivos lugares de trabajo”.

Se están haciendo importantes progresos para implantar unas reglas únicas, pero todavía queda mucho por hacer. Hay algunas asociaciones nacionales de poker que se han comprometido a usar las normas de la FIDPA. Tal es el caso de Reino Unido, Alemania, Austria, Italia, Dinamarca, Finlandia, Estados Unidos, Finlandia, Brasil o la mayoría de países de Europa del Este. También se unieron a la causa el Bellagio Hotel and Casino, el Global Poker Index, la Asociación de Directores de Torneo (TDA) o PokerStars.

“Como jugador de poker quiero evitar problemas con la organización y quiero ganar en credibilidad. No es una cuestión de dinero. Es una cuestión de principios, de respeto y de sentido común. El problema no es que los organizadores y directores del torneo no estén dispuestos a utilizar un único conjunto de reglas, el problema es que no se apoyan mutuamente. Por lo tanto, si un director de torneo empieza a utilizar un método específico y otro director dice: 'Yo no estoy haciendo lo que él hace', la FIDPA puede servir como catalizador entre ambas partes. "

“En el fútbol, si la pelota sobrepasa la línea es fuera, en cualquier parte del mundo. ¿Por qué debería ser diferente en el poker?”

Tiene toda la razón. De lo contrario, se producen situaciones incómodas y polémicas. ¿Si un jugador va all in en el river y otro hace call, puede el primero tirar sus cartas sin enseñarlas? ¿Si un jugador no está sentado a la mesa, cuándo se le retira la mano, cuando se le reparte la primer carta o cuando se le reparte la segunda?

Son diferencias sutiles, pero muy importantes. Si no hay consenso, el juego pierde transparencia e incluso se pueden hacer trampas. Si no que le pregunten a Juan Manuel Pastor cómo se las gastan en algunos casinos de Hungría.

¿Cuántas veces te has encontrado en una mesa con una situación en la que había división de opiniones? ¿No crees que sería mejor poder acudir a un reglamento universal? Desgraciadamente, aún falta mucho para eso y me temo que si los jugadores no siguen el ejemplo de Marcel Luske y empiezan a reivindicar la norma única, tardará todavía más.

Si no quieres llevarte sorpresas y quieres jugar siempre con unas reglas bien definidas, prueba alguna de nuestras salas recomendadas.

Noticias Relacionadas

El infierno húngaro de Juan Manuel Pastor

El jugador profesional nos cuenta su experiencia en un casino de Budapest, en el que vivió las mayores incoherencias que haya visto jamás en una mesa.


Advertisement