Casas apuestas recomendadas

betfair

Casas apuestas

888sport.es
Planetwin365
bet365
Interwetten
Sportium
Suertia
William Hill
Luckia
Paf
Marathon Bet
BetStars
MarcaApuestas
bwin
Merkurmagic
Wanabet
Codere Apuestas
Pastón
Apuesta10.es


Primates, humanos y el gen gambler

Charles Darwin sentó las bases de la biología evolutiva moderna en el siglo XIX. Que descendemos de los simios (¡no de los monos!) es un secreto a voces. Dejémonos de costillas de Adán o del juego de la manzana, la ciencia en este caso sobrepasa por mucho a la fe. 

Según recientes estudios sobre los primates, podemos hacernos una idea de nuestras actitudes hacia el riesgo y por qué nos enfadamos cuando las cosas no salen como queremos. Eso dicen los antropólogos evolucionistas Brian Hare y Alexandra Rosati, que aseguran que si comprendemos mejor lo que irrita a los primates podemos formarnos un propio proceso lógico de toma de decisiones. 

Una parte de este estudio trató de colocar a varios chimpacés y bonobos delante de un plato de comida vacío. Después de tres minutos de espera, les dieron una lechuga en vez del ya mítico e irresistible plátano. El malestar de los simios no se hizo esperar y se desataron rabietas de proporciones épicas, llegando incluso a autolesionarse. Aunque los seres humanos somos capaces de regular nuestras reacciones frente a la decepción, concluimos que los factores desencadenantes de estas emociones tienen sus raíces en nuestro pasado evolutivo común.

Otro experimento que hicieron con chimpacés fue el de darle la posibilidad dos platos, uno que contenía un porción de comida muy pequeño y otro con un “plato misterioso”, en el que el simio desconocía su contenido. En un 65% de los casos, los chimpancés decidieron arriesgar y elegir lo inexplorado. ¿También lo haríamos nosotros?

A la conclusión que llegamos con este estudio es que puede haber un origen psicológico y un vestigio genético que relacione el riesgo y la recompensa entre primates y seres humanos. Nuestras actitudes hacia el riesgo y la recompensa están profundamente enraizadas en la biología evolutiva. ¡Más monos que nunca!

No pierdas la oportunidad de jugar en nuestras salas recomendadas. ¡No seas un primate y no dejes que las emociones afecten tus decisiones!


Advertisement