Reflexiones de un imberbe

David Vamplew era un desconocido cuando en el año 2010 alcanzó la mesa final del European Poker Tour de Londres. El escocés era uno más de los cientos de jóvenes anónimos que triunfaban en el poker online. Su mejor resultado en un torneo en vivo había sido en las WSOP, pero los 6.071$ que ganó no fueron suficientes para hacerlo brillar.

Cuando ese EPT de Londres terminaba, su vida había cambiado por completo. Vamplew, de 23 años, dominó casi de principio a fin. Jugó sin miedo durante todo el torneo, probablemente con esa valentía que da la juventud, incluso durante el mano a mano que le enfrentó a uno de los mejores jugadores de la historia del poker, John Juanda.

Muchos se sentirían intimidados por efrentarse a una estrella, pero el William Wallace del poker solo quería libertad y por supuesto que la consiguió.

“Solo traté de jugar como contra cualquier otro rival”; “nunca me sentí intimidado”. Así de fácil, así de simple. Como si fuese coser y cantar.

El premio de 900.000 libras lo colocó a la cabeza de una nueva generación de jugadores, el “Harry Poter del Poker”, afirmaban algunos. Ahora, Vamplew se ha propuesto contar los por menores de aquella victoria.

David solo había jugado antes un EPT y, por lo que se desprende de sus palabras, no estaba muy cómodo pagando los 5.000€ de entrada. Por eso decidió vender “acciones” de su torneo y quedarse solo con el 32%, acciones que terminarían subiendo como la espuma.

Al final del día 2, ya era el líder en fichas. Jugó todo el torneo como si estuviese jugando cash, aunque con la salvedad de que no todos los jugadores jugaban con 100 ciegas. Se olvidó de los saltos de premios, al menos hasta la mesa final, y eso también le ayudó bastante. Estaba disfrutando en la mesa y cuando un jugador está disfrutando poco pueden hacer sus oponentes.

Después de ir aguantando el tirón, primero llegó la mesa final y después el enfrentamiento con Juanda. Competir contra Juanda podría parecer una desventaja, pero fue eso justo lo que más motivó a Vamplew. Eso y conocer personalmente al indonesio nacionalizado americano. Historia viva del poker y al que acabaría eliminando. Había otros cracks como Tom Marchese o Kyle Bowker, pero nadie podría llegar al mito de Juanda.

Entró en el HU con clara desventaja, pero tampoco se amilanó. Lo más difícil era abstraerse de los focos y las cámaras y centrarse en el torneo. Algunos amigos habían acudido para mostrarle su apoyo y consiguió no defraudarles. Ellos fueron uno de los pilares de su victoria.

El resultado ya lo sabemos. Llegó tras alcanzar un pacto con John Juanda, dejando un 10% para el campeón. Su victoria no solo nos descubría a una estrella, abría la puerta de toda una generación de jóvenes, imberbes que vuelven locos a los jugadores más experimentados.

David Vamplew jugó sin miedos, sin complejos, tratando de minimizar su diferencia con algunos de los mejores jugadores del mundo. Lo logró, y de paso, abrió la puerta a todos aquellos que creen que con esfuerzo y estudio se puede lograr todo.


Casas apuestas recomendadas

Lo más leído

Superpromo betfair ¡Pásate al intercambio!

Regístrate desde apuesta10, realiza cualquier depósito y llévate un mes PREMIUM de tu tipster preferido, un mes del MultiTipster


¡Mejoramos la promo de bienvenida de CARCAJ!

¡Mejoramos la promo de bienvenida de CARCAJ!


¡Gana 10€ haciendo 'greenbook' con la casa Carcaj!

Esta 'bookie' te ofrece un increíble regalo de la mano de Apuesta10. ¿Quieres descubrir como llevarlo a tu bolsillo?





Twitter

Facebook


Advertisement