Casas apuestas recomendadas

betfair

Casas apuestas

888sport.es
bet365
Sportium
Suertia
Luckia
William Hill
MarcaApuestas
Interwetten
Marathon Bet
BetStars
Paf
Wanabet
Carcaj
bwin
RETAbet
Merkurmagic
Apuesta10.es


Saber cuándo no apostar es tan importante como saber cuándo sí hacerlo

Todos asentirán si decimos que el éxito, en esto de las apuestas deportivas, está en acertar nuestros pronósticos. Un apostante que acierta mucho más de lo que falla y que tiene un yield aceptable seguro que es rentable.

Hasta aquí todo correcto; ¿pero realmente la rentabilidad está solo en los aciertos?

La respuesta habitual es sí, pero como el título ya os ha avisado seguro que muchos ya imagináis que no voy por ahí.

Los que dicen que sí es porque obvian el trabajo que supone descartar una apuesta que parece rentable e incluso después de explicar el tema sigue generando controversia entre algunos. La controversia viene cuando les cuento que los descartes son apuestas que a priori parecen buenas y no solo lo parecen, sino que la mayoría de las veces lo son, pero que el tipster las acaba descartando sin motivo aparente, solo porque le hace caso a ese sexto sentido que le diferencia de ser bueno a ser muy bueno.

Lo explico: Un buen tipster maneja bastantes más apuestas de las que publica y el detalle de saber distinguir una buena apuesta de otra que solo lo parece o lo de elegir entre dos buenas apuestas, la mejor, es lo que le hace rentable y ese es el trabajo que nunca se ve. Evidentemente no siempre es la norma  y hay excepciones, pero en general opino que es tan importante saber cuando apostar, como saber cuando no hacerlo y me reitero, no hablo de descartar malas apuestas, si no de descartar buenas apuestas.

Admito que puede parecer azaroso e incluso contradictorio, pero cuando esto sucede muy a menudo creo que el azar ya no influye y se de muchos tipsters que hablan de su intención de apostar a algo y luego comentan que al final no lo van a hacer sin dar un motivo claro y... aciertan

¿ Cuántos de nosotros hemos pensado alguna vez para nuestros adentros, y sinceramente; "esta apuesta ya sabía yo que no debería haberla hecho"  o lo de: "debería haber hecho esa apuesta en vez de esta..."? 

Pues tomar esa decisión correctamente, amigo, es la diferencia de ser bueno o ser mejor.


Advertisement