Tu novia puede ganar más que tú

Para los que a menudo siguen los torneos de poker, la estampa de una chica en el rail sujetando su bolso con una mano y aguantando estoicamente las tediosas horas de espera, es ya una imagen muy habitual. Decimos chicas porque, mal que nos pese, es difícil ver que el que espera fuera es un hombre y no su mujer.

Todo esto viene “a cuento” de la última entrada que el profesional de PokerStars Max Lykov ha hecho en el Blog de PokerStars. No tiene desperdicio.

“Llegué a las Series Mundiales de poker de este año con el visado expedido por el gobierno americano. Estaba encantado de ir porque para mi fue muy duro saltarme estos torneos el año pasado.

Este año, mi esposa y yo alquilamos un apartamento en Palms Place, muy cerca del río, y también un Chevy descapotable. Cuando se iba el sol, quitábamos la capota, bajábamos las ventanillas y conducíamos por la ciudad.

Durante estas WSOP® yo no fui el único jugador de mi familia. Mi esposa también jugó. Empecé a entrenarla el año pasado y en los primeros 10 días que estuvimos en Las Vegas, ¡ganó más dinero que yo!

Para ella la decisión de jugar no fue fácil. Desde principio de año estábamos hablando de trasladarnos a otro país, incluso intentamos iniciar unos proyectos alejados del poker, pero después de haberme perdido tantos eventos por los problemas con mi visado, sentía que tenía que estar en las WSOP® para ganar dinero.

Le dije a mi esposa que estaba obligado a ir y que ella debía venir conmigo. Le dije 'puedo sentarme en una habitación todo el tiempo mientras juego, pero también puedo enseñarte a jugar, no es difícil'.

He dado clases en el pasado y creo que se me da bien. Tenía 3 o 4 estudiantes que pagaron por sus cursos. Lo dejé, principalmente, por dos razones. La verdad es que era demasiado perezoso en esa época y creo que el precio era más bajo de los que yo quería y bastante más alto de lo que mis alumnos querían. De esta forma es imposible que algo funcione.

Mi mujer es un caso especial. Yo quería explicarle muchas decisiones complicadas, pero para empezar debía explicarle las cosas más fáciles. Poco a poco empecé a hacerle abrir la mente, pero no fue un trabajo fácil para mi. Tenía que encontrar la manera para decir las cosas de forma que ella lo entendiera.

Tras las primeras lecciones las cosas se pusieron un poco mejor. Empecé a explicarle las 3bets y 4bets, check-raise y cosas de ese estilo. La verdad es que me sentí muy bien viendo cómo mejoraba cada día.

En casa ella ponía lo aprendido en practica jugando online. En las WSOP® no podía ser así, así que nos reuníamos después de cada torneo y empezábamos a pensar a cerca de los rangos, los puntos y cosas por el estilo.

Ella ha puesto mucha energía en el poker y creo que va a seguir jugando después de las WSOP®. No le gusta dejar las cosas a medias, pero sobre todo, quiere ganar un torneo. ¿Qué jugador de poker no quiere?”

Ya sabéis, si vuestras novias os acompañan a los torneos para pasarse horas y horas mirando como jugáis. ¿Por qué no les dais unas clases? ¿Tenéis miedo de que jueguen mejor que vosotros?


Casas apuestas recomendadas

Lo más leído

Superpromo betfair ¡Pásate al intercambio!

Regístrate desde apuesta10, realiza cualquier depósito y llévate un mes PREMIUM de tu tipster preferido, un mes del MultiTipster


¡Mejoramos la promo de bienvenida de CARCAJ!

¡Mejoramos la promo de bienvenida de CARCAJ!


¡Gana 10€ haciendo 'greenbook' con la casa Carcaj!

Esta 'bookie' te ofrece un increíble regalo de la mano de Apuesta10. ¿Quieres descubrir como llevarlo a tu bolsillo?





Twitter

Facebook


Advertisement