Casas apuestas recomendadas

betfair

Casas apuestas

888sport.es
Planetwin365
Interwetten
Sportium
Suertia
William Hill
Luckia
Paf
Marathon Bet
BetStars
MarcaApuestas
bwin
Merkurmagic
Wanabet
Codere Apuestas
Pastón
Apuesta10.es


Un lujo de 1 millón de dólares

Ya hay confirmados 41 jugadores para la disputa del Big One for One Drop, el torneo con la entrada más cara de la historia del poker, pero muchos de ellos no pagarán íntegramente la inscripción ellos mismos. Aquí es donde entra la opción del bancaje, vender un tanto por ciento de la entrada a alguna otra persona y que esa misma parte proporcional de las ganancias del jugador vaya para él. 

Para la mayoría de los jugadores profesionales de poker la idea de pagar una inscripción de 1 millón de dólares para un torneo es una auténtica locura. Una ridiculez, si nos ponemos. "Arriesgar más que un tanto por ciento de tu bankroll en un simple torneo es una mala gestión de tu dinero", dijo Isaac Haxton.

La última vez que se disputó el evento fue en el año 2012, cuando Antonio Esfandiari se llevó el título y los 18,3 millones de dólares del primer premio. Se ha especulado con que el 'Mago' hubiese vendido una parte, pero Esfandiari nunca lo ha reconocido públicamente.

Daniel Negreanu, por ejemplo, ya ha comentado a través de las redes sociales que vendería alrededor del 50% de su acción este año. Jason Mercier también expresó por Twitter que vendería participaciones del 1% por 10.500$. "La mayoría estará en el rango de entre el 5% y el 15% de sí mismo", explicó Gus Hansen. Y así hasta contar 40 de 41 participantes.

Eso sí, seguro que el multimillonario Guy Laliberté, dueño del Cirque du Soleil, no llevará ni un 1% bancado. Pero no todos son como él.


El premio del Big One for One Drop en 2012

Noticias Relacionadas

Magia, dos damas de corazones en las WSOP®

Un jugador, Christopher Ruby, lamentó en las redes sociales el hecho de caer eliminado de un evento de las WSOP por una mano en la que el crupier sacó dos damas de corazones.

Una mano de 20 millones de dólares

Sam Trickett comentó hace poco que un amateur se llevó una mano con un bote de 20 millones de dólares, seguramente el mayor de la historia. Lo único que no sorprende es que fuese en Macao.


Advertisement